Elena Perella - Sentidu

Sentidu
¡Transforma tu Vida, Remodela tu Mundo!
ES
(+39) 342 6208674
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Elena Perella

    
"Volverme consciente de que yo era un producto de las convicciones
y tendencias tóxicas de mi familia fue el primer paso hacia mi libertad."



Al principio...

Mi historia probablemente es una historia común y mi propio camino hacia mi curación me ha llevado a querer ayudar a otros a curar a si mismos.

Crecí en Teulada, un pequeño pueblo en la hermosa isla de Cerdeña, Italia. Era apenas adolescente cuando empecé a sufrir del trastorno de comer compulsivamente. Las personas pensaban que yo era simplemente una niña a la cual le gustaba comer y que mi sobrepeso desaparecería con los años.
Pero esto no pasó. Y nadie en mi familia entendió que yo tenía un problema serio. Yo comía para satisfacer mi anhelo de amor materno, para llenar un vacío interior, para calmar el grito desesperado dentro de mi por pensar que yo no valía el amore de mi madre. Entonces no estaba conciente de las razones que me empujaban a comer tanto. Comía mucho y cuanto más comía, peor me sentía. En la escuela secundaria mis compañeros se burlaban de mi porque era gorda y fea. No me cuidada muy bien de mi y nadie en mi familia me había enseñaba a hacerlo.

Cuando mi padre murió, me sentí como si el piso bajo mis pies había desaparecido. De repente me di cuenta de que entre nosotros algo importante había faltado hasta aquel momento, y que ahora nunca más lo ibamos a recuperar. Mi padre y yo no teníamos una buena relación porque el dedicaba su vida interamente a su trabajo y así no le quedaba el tiempo de dedicar a mi, para crear una cercanía entre nosotros, y para guiarme por la vida. Mi amor hacia él no era recíproco y esto me convenció de que yo no valía su amor y así el amor de los hombres en general. Cuando mi padre murió, mi trastorno de comer compulsivamente se transformó en bulimia nerviosa y, otra vez, me quedé sola con mi pena, enojada con mi padre por haber dejado sola sin saber qué hacer de mi vida.

Mi despertar y el comienzo de mi proceso de curación interior.

Sin embargo la muerte de mi padre señó también un momento crucial en mi vida. Fue entonces que yo empecé a ver las cosas como realmente eran, a entender las verdaderas razones de mis problemas. Ahora podía ver claramente la conección entre eventos pasados y las  experiencias que vivía en el presente, que todos estos eventos en mi vida eran la manifestación de la herencia emocional tóxica de mi familia. Una vez que entendí esto, simple pero fundamental, las soluciones empezaron a llegar, casi sin esfuerzo. Al final me curé de la bulimia. Mi cuerpo recuperó la conciencia de sus necesidades y ahora es él que me guía en qué, cuánto y cuándo comer para estar saludable. De este modo, me siento siempre llena de energía, no desperdicio comida ni dinero, y no me pongo más a dieta porque mi peso es estable.

Y como si no fuera bastante...pero no me desanimé y luché para mi derecho de ser

Pero había otro desafío muy duro que me estaba esperando: violencia doméstica. Pasé años en una relación tóxica. Otra manifestación de la herencia tóxica de mi familia. Gracias a la precedente experiencia, fui capaz de identificar la causa que la orignaba: no obstante yo no fuese responsable de la violencia que sufría de parte de mi compañero, sabía que de alguna manera - agobiada por una historia que no era realmente mia- había permitido que aquella violencia entrase en mi vida. Durante aquellos años pasados en circumstancias terribles, trabajaba en mí misma para que las soluciones llegasen. Cuanto más factores internos descubría que habían atraído tan dolorosa circunstancia en mi vida, cuanto más soluciones llegaban. Poco a poco la situación a mi alrededor empezó a darme el soporte necesario para fortelecer la decisión de dejar a mi pareja. Nos separamos y  volvimos cuatro veces, hasta que me liberé de la última causa interior que me tenía encadenada a él. Y entonces fue él quien decidió dejarme a mi.

Permite a tu futuro de entrar en tu presente para ayudarte a vivir una vida maravillosa

Ni una de estas situaciones fue fácil de vivir, pero el hecho de haberme guiado a lo largo de ellas me ha permitido descubrir una manera para ayudar erradicar las causas de nuestros problemas en nuestras vidas. Tú mereces una vida mejor, Si, absolutamente, y tú puedes empezar ahora mismo y aquí tomando la decisión que ya no estás dispuesto a aceptar la mediocridad como estandar, que tú vales mucho más de tu situación actual y que tienes el derecho de vivir una vida mejor. Con mi ayuda lo concretizarás: aprenderás sobre ti mismo, te liberarás de la herencia tóxica de tu familia y te conectarás  con tu propia historia para volverte la maravillosa persona que puedes ser y para dejar un legado constructivo a las generaciones futuras, así que nuestros hijos puedan vivir y amar libremente.

              
Mi experiencia profesional:

Life Coaching
Speaker
Coach de Integración Socio-Cultural
Coach di Reintegración laboral
Trabajo con refugiados  
Mentoring
Language Coach y Trainer

Regreso al contenido | Regreso al menu principal